Este tema es largo hay cada experiencia que me han contando mis amigas y familiares sobre esto.

Pero aquí les cuento un poco de mi historia con mis dos hijos

Tengo una hija muy inteligente y muy emocional, tiene 8 años se llama Sophia, hasta sus 7 años hija única y toda la atención era para ella, yo le comentaba y ¿si tuviera un bebé, te gustaría ser hermana mayor? (porque anhelaba tener otro bebe y ya estaba tanteando la zona con ella) y su respuesta era un rotundo “NO, no quiero hermanos, después no me van querer más”

Hablaba mucho con ella y le decía que eso jamás pasaría ella siempre seria mi bebe, mi princesa amada.

Luego de muchas conversaciones un día me dijo que si quería un hermano quería alguien con quien jugar. Y que buen momento porque yo estaba embarazada y no lo sabía. Ya estaba juan José a bordo estábamos todos muy felices por su llegada.

Cuando confirmamos el embarazo y le contamos, Sophia estaba tan feliz, le hablaba mucho a su hermanito le cantaba y desde entonces hay una conexión muy hermosa entre los dos. Ella es su hermana mayor lo dice con mucho orgullo, es una hermana super protectora y amorosa lo cuida de todo y siempre me dice “gracias mami por darme el mejor regalo del mundo mi hermanito”

Ahora se que el secreto fue muchas conversaciones con ella durante el embarazo y el hecho de integrarla a las citas medicas para que viera a su hermano, arreglar la ropita del bebe antes del nacimiento. Luego del nacimiento también la integramos en cosas como escoger la ropa que le podremos a el bebé, peinarlo, cantarle antes de dormir, jugar con él, leerle cuentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.