Mitos de lactancia

1.  No tengo suficiente cantidad de leche para amamantar a mi bebé. FALSO

El pecho produce la cantidad de leche en función de las demandas del bebé, siempre y cuando el número de tomas sea adecuado y la postura de succión sea correcta. VERDADERO

2.  La lactancia deforma el pecho. FALSO

El principal cambio del pecho se produce durante el embarazo, independientemente de que la madre dé el pecho o no. En todas las mujeres el pecho va cambiando en función de la edad, la grasa corporal y factores genéticos, aunque no den el pecho. VERDADERO

3.  Durante la lactancia tengo que beber mucha agua, mucha leche y comer más de lo habitual. FALSO

Es recomendable que la madre siga una dieta variada y equilibrada, que beba líquido según su sed. La producción de leche de la madre no depende de la leche que tome. VERDADERO

4.  Si tomo alimentos que producen gases como judías, coliflor, etc., le pasaré los gases a mi bebé. FALSO

Los alimentos que consume la madre no producen ni gases ni cólicos en el bebé. VERDADERO

5.  No debo tomar alimentos con ajo, cebolla o picante mientras doy el pecho. FALSO

Los cambios en el sabor de la leche, según los alimentos ingeridos por la madre, favorecerán que el bebé acepte los nuevos sabores cuando se introduzca la alimentación complementaria. VERDADERO

6.  Hay que organizar un horario para dar el pecho. Si no, le estoy malcriando. FALSO

Es preferible alimentar a demanda sin un horario fijo. De esta manera el bebé decide cuándo quiere comer. VERDADERO

7.  Se debe dar siempre de los 2 pechos en cada toma. FALSO

El primer pecho se debe vaciar bien antes de ofrecer el otro, para que el bebé obtenga la leche más rica en grasas, que sale al final. Algunos bebés solo toman un pecho en cada toma. VERDADERO

8.  Mi madre no me pudo dar el pecho, así que yo tampoco podré. FALSO

Lo que determina la cantidad de leche que se produce, a no ser que exista un problema médico, es la frecuencia con la que se alimenta al bebé. Cuanto más se le dé el pecho, más leche se producirá. No existe un factor hereditario, depende de realizar una técnica adecuada. VERDADERO

9.  Si tengo el pecho pequeño produciré poca leche. FALSO

Las mamas están compuestas de tejido glandular (donde se produce la leche), tejido graso y tejido conectivo de soporte. El tamaño de la mama depende más de la cantidad de grasa, que del tejido glandular. VERDADERO

10.  Tengo los pezones planos o invertidos, no podré dar el pecho. FALSO

En la mayoría de los casos son pezones planos elásticos, que con una buena técnica van saliendo poco a poco y permiten que la lactancia sea eficaz. VERDADERO